Pasta,  Pastas y arroces

Pasta a la boloñesa (receta clásica)

La pasta es la típica comida que gusta a todo el mundo, en especial a los más pequeños. En esta ocasión, os traigo una de las recetas más tradicionales de pasta a la boloñesa, inspirada en como se ha realizado desde siempre por los italianos. Además en esta receta he intentado alejarme de las muchas “imitaciones” que se hacen en algunos casos.

Siempre animo a todo el mundo a hacer este tipo de elaboraciones, y alejarse de los preparados o salsas industriales para pastas. Son recetas fáciles y de verdad, merecen la pena.


INGREDIENTES PARA 2 PERSONAS

  • Pasta (espaguetti, fusilli, o la que prefirais)- 200g
  • Cebolla-100g
  • Zanahoria-100g
  • Ajo-3 dientes
  • Sal y pimienta al gusto
  • Tomate triturado/salsa de tomate- 100g
  • Carne picada mixta- 150g
  • Albahaca fresca
  • Parmesano u otro queso similar- 50g

ELABORACIÓN

1- Cocemos la pasta

Para comenzar, cocemos la pasta en una olla con abundante agua y sal, hasta que esté al dente. Para esto nos fijaremos en las especificaciones técnicas del fabricante. Refrescamos y reservamos.

2- Preparamos la salsa

En cuanto a las hortalizas, picamos finamente la cebolla y el ajo. La zanahoria la cortamos en paisana fina (daditos de 1×1 cm apro.) Calentamos aceite en una sartén u olla ancha, y rehogamos las hortalizas a fuego alto durante aproximadamente 5 minutos.

Añadimos el tomate triturado, y rehogamos durante otros 10 minutos más, a fuego medio. Sabremos que está listo cuando se reduzca el líquido y adquiera consistencia de salsa.

A continuación añadimos la carne picada (previamente salpimentada), y rehogamos otros 10 minutos. Corregimos de sal y nuestra salsa boloñesa estaría lista.

3- Salteamos la pasta…

Para terminar, introducimos la pasta en la sartén y salteamos a fuego vivo junto con la salsa durante un par de minutos. De esta manera conseguiremos que la pasta adquiera el sabor de la salsa de forma uniforme.

Ahora solo queda emplatar, añadir pimienta negra recién molida, el parmesano rallado, unas hojitas de albahaca fresca… ¡y a disfrutar de esta pasta boloñesa clásica!



ACLARACIONES Y CONSEJOS

– Yo siempre recomiendo saltear la pasta junto a la salsa para potenciar el sabor de la misma, pero perfectamente se podría también servir la pasta en blanco y salsear por encima en el emplatado.

– En lugar de utilizar tomate frito puede emplearse una salsa de tomate básica, pero habría que aumentar el tiempo de cocción previo de las hortalizas. Solo recomiendo utilizarla si es casera, ya que el tomate frito o salsas de tomate industriales tienen mucha grasa y es fácil que se corten al rehogarlas con otros ingredientes.

-Si la pasta sobra pasta en blanco, o se cuece con antelación para emplear más adelante, se debe engrasar con aceite para evitar que se apelmace.


¿HAS PROBADO LA RECETA?

¿Has probado mi pasta a la boloñesa? ¿Te ha gustado la receta? ¿Tienes alguna pregunta?

No dudes en escribir un comentario en el post, o preguntar cualquier cosa por correo o redes sociales.

Si además has echo la receta en casa, puedes subir una foto a istagram con el hashtag #poesiadefogon, y darme tu opinión o tus sugerencias.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *