torrijas caseras con almibar de miel y licor

Torrijas caseras con almíbar de miel y licor de hierbas

Las torrijas son sin duda nuestro postre más típico durante la semana santa. A pesar de que existen muchas variedades de las mismas, así como formas de elaboración, en todas ellas encontramos ingredientes comunes e indispensables. En este caso os traigo una de las recetas más tradicionales de torrijas caseras de semana santa, o torradas como le llamamos en mi tierra gallega.

Una de las claves para la elaboración de este postre es la elección de un pan de miga prieta, un pan compacto que se pueda manipular empapado de leche sin que se rompa. Un buen aromatizado de la leche y un acompañamiento dulce adecuado para la torrija serán las claves restantes. Como veréis se trata de un postre sencillo, con poco tiempo de elaboración.

En este caso lo hemos acompañado con un almíbar ligerito de miel y licor de hierbas, pero este postre puede acompañarse con todo tipo de siropes o simplemente con azúcar blanco o azúcar glas. ¡Sin más dilación os dejo con la receta!

Servicios

2 PAX.

Preparación

20 min.

Cocción

5 minutos

Ingredientes

Torrijas caseras

  • Media barra de pan del día anterior

  • Leche- 500mL

  • Azúcar- 3 cucharadas (50 g)

  • Piel o zeste de medio limón

  • Piel o zeste de media naranja

  • Una rama de canela

  • Huevos- 3 ud.

  • Aceite de girasol o de semillas para la fritura

  • Almíbar ligero de miel y licor de hierbas
  • Miel- 80g

  • Agua- 100mL

  • Licor de hierbas- una cucharada

Elaboración- Torrijas caseras con almíbar de miel y licor de hierbas

Preparación de las torrijas caseras

1. Cortamos el pan en rodajas de unos 2 o 3 cm de grosor y lo reservamos.

2. Vertemos la leche en un cazo junto con las pieles de cítricos y la ramita de canela. Calentamos suavemente hasta que la leche hierva y retiramos del fuego. Dejamos infusionar con la olla tapada unos 5 o 10 minutos y colamos.

3. Disponemos el pan en rodajas en un recipiente con algo de altura y vertemos sobre el la leche infusionada y aún caliente. Dejamos remojar el pan junto con la leche unos 20 minutos, para que este la absorba y resulte jugoso.

4. Ponemos a calentar abundante cantidad de aceite de girasol en una sartén adecuada para fritura. Mientras tanto batimos los huevos en un bol con ayuda de una varilla.

5. Cuando el aceite este bien caliente, pasamos las rodajas de pan empapadas de leche por el huevo batido y procedemos a su fritura. El objetivo de la misma será conseguir un dorado agradable de la torrija por ambos lados, lo que no tomará más que un par de minutos por cada lado. Es importante que el aceite se mantenga a una temperatura media-alta y no al máximo, para evitar que las torrijas se quemen.

6. Una vez fritas las retiramos a un plato con papel absorbente para que pierdan el exceso de aceite y ya estarían listas para su consumo.

Consumo y servicio

Las torrijas pueden consumirse tanto templadas como en frío. Lo ideal es consumirlas el mismo día de su elaboración, pero incluso al día siguiente siguen estando sabrosas.

En cuanto a su presentación y consumo, existen muchas posibilidades. Una de ellas y la más tradicional, es espolvorear azúcar y canela en polvo sobre ellas. El uso de mermeladas, siropes e incluso miel es también muy común. En este caso las hemos acompañado con un almíbar ligero de miel y licor de hierbas.

Almíbar de miel y licor de hierbas

La elaboración del almíbar es muy sencilla. Tan solo debemos verter los ingredientes en un bol y calentar a fuego medio-bajo hasta que el conjunto hierba. Dejamos hervir unos 5 minutos para reducir hasta la textura buscada. Regamos las torrijas con nuestro almíbar y servimos.


Aclaraciones y consejos

  • Para aromatizar la leche pueden emplearse otros elementos, acompañando o sustituyendo a los que hemos empleado nosotros.. Vainas de vainilla, zeste de mandarina o incluso hierbas aromáticas como menta y hierbabuena. La elección de los aromatizantes va al gusto.
  • La elección de un aceite de girasol o semillas en lugar de un aceite de oliva es para evitar aportar demasiado sabor a la torrija durante la fritura.

¿Has probado estas torrijas caseras con almíbar?

No dudes en escribir un comentario en el post o preguntar cualquier cosa por correo o redes sociales.

Si además has hecho la receta en casa puedes subir una foto a istagram con el hashtag #poesiadefogon, y darnos tu opinión o tus sugerencias.

Quizá te interese…

Si buscas algún acompañamiento dulce alternativo para estas torradas caseras, no te pierdas nuestra confitura de uva y arándanos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *