corte t-bone steak de vacuno

El t-bone steak. Un corte de vacuno muy americano.

El t-bone steak es un corte de carne de vacuno muy popular en el mundo anglosajón. Este corte tan poco común en nuestra cultura se está poniendo de moda como uno de las piezas más sabrosas cuando nos referimos a vaca o ternera, comenzando a tomar impulso también en nuestra gastronomía. Continúa leyendo y aprende todo acerca de este corte.

¿Qué es el t-bone steak?

El corte de carne de vacuno acuñado como t-bone steak se realiza de forma transversal a la costilla de la res, obteniéndose de este modo un corte o filete compuesto por dos de las piezas más valoradas del animal: el solomillo y el entrecot.

Estas dos sabrosas piezas que componen el corte t-bone se encuentran separadas por un hueso en forma de T, dándole no solo el nombre, sino también un plus de sabor al famoso corte americano.

t bone ribeye corte americano

Grosor y estándares del t-bone ribeye

Como también sucede en nuestro país, las características del t bone steak varian en función de la zona. De este modo y a pesar de existir unos estándares bastante aceptados, todavía siguen existiendo algunas dudas con respecto al grosor y la composición original del sabroso corte.

Los estadounidenses más tradicionales, defienden que este corte debe medir exactamente lo mismo que una moneda de cuarto de dolar: 24,26mm. Sin embargo muchos ingleses insisten en que el corte puede llegar perfectamente a los 3cm. Por estos motivos podemos considerar que un buen t-bone steak ha de medir entre 2 y 3cm de grosor.

En algunos casos también varía la composición del corte, siendo este realizado en una parte más alta de la costilla y dando lugar a un chuletón con entrecot a ambos lados del hueso. Como hemos explicado anteriormente, este tipo de t-bone no es el común, teniendo el clásico solomillo a un lado y entrecot al otro.

Cocción y presentación habitual del corte

Al igual que ocurre con otras piezas o cortes similares, el tbone steak suele prepararse a la brasa y en parrilla. Para ello se siguen las recomendaciones habituales a tomar con otros cortes de tipo chuleta o chuletón: atemperar la pieza media hora antes de su cocinado y salarla en el último momento.

La recomendación más importante a la hora de emparrillar el corte es la de no pasarlo de cocción, el punto idóneo se consigue con un par de minutos por cada lado.

En cuanto a su servicio, puede servirse loncheado o cortado como un chuletón de res, terminado con sal en escamas. Sin embargo lo más común en este corte, debido a su belleza, es servirlo entero y dejar que el propio comensal lo trinche en la mesa.

Como y donde adquirir un t-bone steak

Si estás pensando en probarlo por ti mismo, deberás buscar algún tipo de alternativa online. Como os iba diciendo, este corte no tiene tradición cultural en nuestro país y es bastante difícil de encontrar. Algunas webs como la Carnicería Pasto y Bellota lo ofrecen envasado al vacío y con entrega a domicilio. ¡Seguramente existan otras alternativas pero esta nos ha tenido buena pinta!

Quizás te interese…

Este artículo sobre otro corte muy americano que esta pisando fuerte en nuestro país, el tomahawk steak.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.