carrilleras de cerdo al vino tinto

Carrilleras de cerdo al vino tinto

Las carrilleras de cerdo al vino tinto son todo un clásico de la gastronomía española. Se trata de un estofado de carrilleras donde estas deben quedar lo más tiernas posibles, con el aroma y el dulzor del vino tinto y guarnecidas con algún puré o crema de sabor dulce que complete el plato.

En nuestro territorio tenemos la suerte de disponer de muy buenas D.O. de vinos tintos, en practicamente todas las comunidades. Por ese motivo recomiendo emplear una variedad local, un producto de proximidad, como es el caso del Ribeira Sacra que yo he empleado para elaborar este platazo.

Sin más dilación os dejo con esta sencilla receta que hará las delicias de vuestros comensales.

Servicios

2 PAX.

Preparación

10 min.

Cocción

90 min.

Ingredientes

Carrilleras de cerdo al vino tinto

  • Carrilleras de cerdo- 4 ud.

  • Zanahoria- 200g

  • Cebolla- 200g

  • Pimiento verde- 100g

  • Pimiento rojo- 100g

  • Ajo- 2 dientes

  • Vino tinto- 250mL (un vaso)

  • AOVE, sal y pimienta- CS

Elaboración- Carrilleras de cerdo al vino tinto

Como guisar las carrilleras

1. Para comenzar nuestra receta debemos partir de unas carrilleras de cerdo deshuesadas y limpias: sin grasa ni nervios. Para ello podemos pedirle a nuestro carnicero que nos las prepare para ahorrarnos el trabajo, o realizarlo nosotros mismos en casa con ayuda de un cuchillo adecuado.

2. Salpimentamos las carrilleras de cerdo por ambos lados. Calentamos un buen chorro de AOVE en una olla o cazuela ancha y marcamos las carrilleras a fuego alto. Reservamos.

3. Pelamos, limpiamos y cortamos todas las hortalizas que emplearemos en nuestro guiso. El corte no es lo más importante dado que terminarán siendo trituradas para la salsa, así que un corte de estilo paisana gruesa (o en dados de 1×1 cm) estaría bien.

4. Sumamos un poco más de aceite de oliva al que habíamos empleado para marcar las carrilleras y rehogamos las hortalizas a fuego medio durante unos 10 minutos.

5. Añadimos el vino tinto y llevamos a ebullición. Hervimos el conjunto hasta que el alcohol se evapore y el vino reduzca. Devolvemos las carrilleras a la olla y cubrimos con agua hasta más o menos la mitad del ancho de la carne. Corregimos de sal.

6. Guisamos las carrilleras a fuego lento durante aproximadamente 1 hora y media, hasta que estén tiernas. El punto de la carrillera será el idóneo cuando estas se corten sin ningún tipo de esfuerzo, casi como si fueran mantequilla. La cocción puede comenzar con la olla tapada para acelerar el proceso de cocción y destaparse luego para favorecer la evaporación.

Si queremos emplear una olla a presión en lugar de hacerlo con olla tradicional, deberemos cocer las carrilleras durante unos 30 minutos. De todos modos, tanto en una opción como en la otra lo másimportante será comprobar de vez en cuando el punto de la carne.

Confección de la salsa

Para terminar y una vez que las carrilleras estén en su punto, deberemos terminar de elaborar su salsa. Para ello retiramos las carrilleras con mucho cuidado de no romperlas y las reservamos. Trituramos las hortalizas junto con el líquido de cocción, colamos y hervimos unos minutos para reducir la salsa a la textura adecuada.

Para terminar, solo nos queda emplatar las carrilleras junto con la guarnición que elijamos y napamos con la salsa.

carrilleras de cerdo guisadas con puré de boniato
carrilleras de cerdo guisadas con puré de boniato

Guarnición para las carrilleras

Al tratarse de un segundo plato de carne, las carrilleras de cerdo guisadas requieren de una buena guarnición a base de vegetales para terminar el plato.

Lo más común es acompañar las carrilleras, son los purés y las cremas de sabor dulce. Algunas opciones perfectas para guarnecer este plato, de las que además tenemos receta en el blog, serían:

Carrillera de cerdo al vino tinto con crema de calabaza y zanahoria
Carrillera de cerdo al vino tinto con crema de calabaza y zanahoria

Aclaraciones y consejos

  • Las hortalizas de condimentación para este estofado pueden ser muchas y diversas, el puerro, el apio e incluso el tomate pueden aportar buenos matices al resultado final.
  • En muchas recetas emplean espesantes para terminar de dar textura a la salsa. En nuestro caso y como sabrán los que siguen el blog, evitaremos en la medida de lo posible emplear sustancias innecesarias. Para ello realizaremos una cocción con menos cantidad de líquido y terminaremos espesando la salsa por reducción.

¿Has probado nuestras carrilleras de cerdo al vino tinto?

No dudes en escribir un comentario en el post o preguntar cualquier cosa por correo o redes sociales.

Si además has hecho la receta en casa puedes subir una foto a istagram con el hashtag #poesiadefogon, y darnos tu opinión o tus sugerencias.


Tal vez también te interesen las siguientes recetas…

Si te gustan los platos de carne, te encantará esta costilla al chimichurri.

3 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *