Futuro de la gastronomía española

Futuro de la gastronomía española: Producto e innovación

La gastronomía no ha dejado de evolucionar a lo largo de la historia. Desde su uso estrictamente nutritivo, esta disciplina ha progresado en cada una de las civilizaciones y culturas, a lo largo y ancho del mundo, hasta convertirse en lo que conocemos hoy en día. En este artículo analizaremos la trayectoria de la cocina para tratar de determinar el futuro de la gastronomía española.

Y es que actualmente la cocina es un arte, una religión, una forma de aportar valor al producto y deleitar a los paladares más refinados. El oficio de cocinero ha ido transmutando su componente laboral por la pasión y los sueños de muchos jóvenes que desean cambiar el mundo a través de algo tan básico y necesario como es la comida.

Revoluciones culinarias y su impacto en la gastronomía española

La evolución en el oficio de cocinero se ha visto reflejado en los últimos 50 años mediante las revoluciones culinarias que han dado lugar a lo que hoy en día conocemos como alta cocina (o cocina de vanguardia).

Las grandes revoluciones culinarias

Movimientos como la “nouvelle cuisine” francesa (1970) o la cocina molecular y la deconstrucción, popularizados por Arzak y Ferrán Adriá en la década de los 90 transformaron por completo el panorama culinario europeo; dirigiendo la gastronomía hasta la total libertad creativa de la que goza hoy en día.

La mayoría de avances en la cocina se deben a la evolución tecnológica, pero han mamado mucho también de la genialidad y la creatividad de algunos locos que decidieron cambiarlo todo.

Tendencias actuales en la gastronomía

Junto as estas tendencias de renovación culinaria, tanto a nivel técnico como en la elaboración, han surgido otros movimientos que buscan a toda costa mantener el respeto a la tradición y al producto, tratando también de aportar un soplo de aire fresco a platos clásicos pero sin perder la esencia de los mismos. Hablamos de tendencias como la cocina de producto, la cocina de mercado y el “slow food”.

Si bien estas tendencias pueden parecer contrarias a las citadas con anterioridad, sucede todo lo contrario. Se tratan más bien de un medio para volver a la realidad, para poner los pies en la tierra ante la creatividad desmesurada y no permitir que la comida deje de ser eso, comida.

Cocinando el futuro de la gastronomía española

Una vez conocemos el pasado y el presente de la gastronomía europea y española, podemos intentar predecir cual será el camino que tomará la misma. De este modo… ¿Cual será el futuro de la gastronomía española?

La mayoría de los grandes chefs españoles están de acuerdo en una serie de factores que determinarán el futuro de nuestra gastronomía, muchos de los cuales ya están presentes en la actualidad.

Aquí puedes ver un video donde algunos de los chefs al frente de la vanguardia gastronómica de nuestro país dan su opinión sobre el tema.

Producto de proximidad, ecológico y de calidad.

El producto es sin duda lo que marca la diferencia. Es el protagonista de un plato, quien le da sabor, color y valor a la cocina. Por ese motivo la calidad debe ser siempre lo que más se valore del mismo, aunque no es lo único a tener en cuenta.

La utilización de un producto de proximidad es muy importante, porque de este modo se apoya al comercio y a la economía local. También es importante por el trato físico con el proveedor del mismo, conocer a la persona puede dar mucha seguridad a la hora de adquirir un producto. Por este motivo es importante tener proveedores de confianza y no valorar solo el precio del producto.

Otra tendencia muy actual es la de emplear productos ecológicos. El buen trato al medio ambiente debe ser crucial cuando hablamos del futuro, por lo que el empleo de productos ecológicos es y será de vital importancia en la cocina.

cocina de proximidad
Producto de proximidad, ecológico y de calidad

Respeto por el producto

Como ya hemos explicado con anterioridad, esta es la máxima de la cocina de producto. Se trata de mantener un respeto total al género empleado, tanto en su obtención como en su elaboración y cocinado; manteniendo sus propiedades organolépticas en la medida de lo posible. El producto debe ser siempre el protagonista del plato.

Se buscará de este modo emplear una gran variedad de productos, pero siempre respetando lo que se cocina. Una merluza debe ser una merluza y saber como tal.

Cocina de producto
Cocina de producto

Tradición y respeto hacia las raíces

Lo que todos los chefs michelín tienen claro, es que no se puede volar sin aprender antes a correr. La cocina tradicional es la base de todo y su dominio es totalmente necesario para poder despegar.

De este modo una de las claves seguirá siendo el respeto por la cocina tradicional española en general, y por la gastronomía de cada una de las regiones que componen nuestro territorio. A fin de cuentas la riqueza de una cultura, en este caso gastronómica, reside en la variedad y la calidad de sus platos tradicionales.

Inspiración e innovación, pero con rumbo y un sentido lógico

La inspiración puede nacer en cualquier parte, ya sea paseando por una playa o una montaña, o probando la cocina de otra gente. Hay que probar, probar y probar. Todos los productos y todos los platos posibles. España es un país puntero en el mundo de la gastronomía debido a su variedad, tanto de elaboraciones como de productos de calidad.

Esta inspiración puede llevar a crear nuevos platos y a perfeccionar algunos otros con una vuelta de tuerca en su elaboración. Pero la innovación debe tener un rumbo claro hacia la mejora del resultado final o a conseguir una variación que aporte un valor que no existía. La creación desmedida que no aporta valor ni calidad no es el camino correcto.

Quizá te interese este artículo gastronómico con el que aprenderás un montón sobre ensaladas templadas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.